Manteles antimanchas individuales, la solución perfecta para los más pequeños

Categorías

Sin categorizar

Fecha

2 julio, 2019

Imagen cedida por @miren_defdeco

“Mi niño no me come” es una de las frases más habituales en conversaciones de madres y padres. Y es que para muchas familias el día a día en la mesa se convierte en toda una odisea. Por una parte, la dificultad para incorporar las verduras u otros alimentos determinados en la dieta y disfrutar todos de unas comidas más relajadas. Por otra, los problemas a la hora de conseguir que lo más pequeños (y no tan pequeños) se impliquen a la hora de poner y recoger la mesa. ¿Una solución? Los manteles antimanchas individuales.

Y seguramente ahora te preguntarás: ¿Cómo? ¿Realmente unos manteles antimanchas individuales pueden ayudarme en la educación de mis hijos?

Lógicamente no se trata de una varita mágica que va a volatilizar tus problemas de la noche a la mañana, pero sí que es verdad que la incorporación de los manteles antimanchas individuales en tu día a día puede tener muchos beneficios para toda la familia. A continuación te lo explicamos. Vayamos por partes.

Implicar a los más pequeños en la cocina

Es probable que en otras ocasiones os hayan hablado de lo positivo que es abrir las puertas de la cocina a los más pequeños, no sólo para cocinar todos juntos sino también para implicarlos en la lista de la compra y la preparación de los alimentos:

  • Ayuda a generar hábitos alimenticios. Es mucho más eficiente hacerlos partícipes de la elaboración de una receta con espinacas, que los vean, que los toquen y manipulen, que no intentar explicarles racionalmente que “deben comer verduras porque el cuerpo lo necesita bla bla”. Es un acercamiento más vivencial, emocional y distendido a nuevos alimentos.
  • Fortalece la autonomía de los más pequeños y la confianza en si mismos. Les ayuda a responsabilizarse de una tarea, a potenciar habilidades varias (psicomotricidad, cálculo matemático y lógica, creatividad…). Cocinar implica seguir una receta, unas pautas y unas normas, y esperar el tiempo debido para conseguir el resultado deseado 😉
  • Refuerza el vínculo familiar. Realizar tareas cotidianas juntos nos ayuda a crear espacios compartidos, y relajados, en los que es más fácil la comunicación.

Disfrutar de unas comidas más relajadas

Y cuando llega el momento de sentarse en la mesa para comer, nuestro objetivo continúa siendo el mismo: compartir tiempo de calidad con la familia, en un ambiente distendido y disfrutando de los alimentos y la compañía, dejando a un lado todas aquellas preocupaciones que se puedan evitar.

Y, como hemos visto en anteriores artículos, una buena ayuda para estar más tranquilos en nuestro día a día son los manteles antimanchas individuales: una opción cómoda e higiénica para todos, gracias a sus características:

manteles antimanchas individuales la solucion perfecta para los más pequeños
  • Capa superior resinada e impermeable: para proteger la mesa de líquidos y otro tipo de manchas.
  • Resistentes y fáciles de limpiar. Sólo necesitamos un producto desinfectante, un paño húmedo y¡ en menos de 10 segundos volvemos a tener una superficie inmaculada!
    Ante cualquier tipo de incidente durante la comida no es necesario cambiar manteles, ponerlos en remojo o añadir paños debajo para evitar estropear la mesa: con un paño húmedo solucionamos rápidamente el problema y continuamos. En definitiva, con los manteles antimanchas individuales nos ahorraremos estar pensando en lavadoras mientras nuestros hijos disfrutan de su vaso de leche con chocolate (con más o menos salpicaduras).
  • Capa antideslizante en el reverso, de manera que los manteles antimanchas individuales DAY DRAP quedan bien fijados en la mesa. Así, evitamos tirones, arrugas y otros imprevistos que pueden alterar el disfrute de la comida.
  • Versátiles. Por sus medidas, los manteles antimanchas individuales pueden utilizarse en una amplia variedad de superficies: la mesa grande del comedor, el mármol de la cocina, la bandeja de la trona, la mesita de los peques…
  • “Psicología infantil”. A los más pequeños les encantará tener su propio espacio para comer (delimitado por los manteles individuales), eso les ayudará a sentirse mayores 😉
    Además, puedes escoger entre una gran variedad de colores y estampados para escoger aquellos que más se ajusten a tu familia: ¡descubre nuestro amplio catálogo de manteles antimanchas individuales!

Porque, si conseguimos olvidarnos de manchas, lavadoras… podremos concentrarnos más en la comida y en el tiempo que estamos compartiendo con nuestra familia. Ese ambiente seguro que también ayudará, a los más pequeños, a comer de una forma más relajada, abiertos a nuevos alimentos y recetas.

Comodidad para poner y recoger la mesa

Igual que con la preparación de las comidas, implicar a los más pequeños en otras tareas del hogar como poner y recoger la mesa es positivo para todos.
Los manteles antimanchas individuales pueden también ayudarnos a ello:

manteles antimanchas individuales, la solución perfecta para los niños
  • A la hora de poner la mesa es muy fácil y rápido colocar tantos manteles antimanchas individuales como personas vayamos a comer. Pueden colocarlos ellos mismos en todo tipo de mesas.
  • Después de las comidas, tus hijos pueden limpiar fácilmente su propio mantel, con una mano y un paño húmedo (la capa antideslizante nos asegura que no se arrugue). Con una sola pasada, verán los resultados y se sentirán satisfechos. Para ellos, cualquier pequeño avance es un refuerzo positivo 😉
  • Los manteles antimanchas individuales ocupan poco espacio, son fáciles de plegar y guardar cómodamente en el cajón o armario que tengáis reservado para ello.

A partir de los dos-tres años ya pueden empezar a encargarse de pequeñas y simples tareas. Un truco: para empezar, será más fácil que los niños se responsabilicen de sus pertenencias; regálales manteles antimanchas individuales diferentes para cada uno, así lo podrán identificar fácilmente y se sentirán todavía más especiales.

Y para los más mayores: Manteles antimanchas individuales, ideal para adolescentes.

02 - 07 - 2019
“Mi niño no me come” es una de las frases más habituales en conversaciones de madres y padres. Y es que para muchas familias el día a día en la mesa se convierte en toda una odisea. Por una parte, la dificultad para incorporar las verduras u otros alimentos determinados en la dieta y disfrutar todos de unas comidas más relajadas. Por otra, los problemas a la hora de conseguir que lo más pequeños (y no tan pequeños) se impliquen a la hora de poner y recoger la mesa. ¿Una solución? Los manteles antimanchas individuales.
04 - 06 - 2019
¿Quién come hoy en casa? Es una pregunta habitual en muchos hogares, especialmente en aquellos en los que conviven rutinas de lo más variadas. Atrás ha quedado la imagen de toda la familia sentada tranquilamente alrededor de una mesa. Actualmente necesitamos más flexibilidad y el hecho de incorporar el mantel resinado individual en nuestras comidas puede facilitarnos enormemente el día a día.
09 - 05 - 2019
Manchas de Coca-Cola en el sofá, migajas por todas partes, la mesa de la comida sin recoger… son algunos de los escenarios habituales en hogares donde viven adolescentes. Para reducir lavadoras, y algún que otro disgusto, una buena alternativa son los manteles antimanchas individuales. ¡Descúbrelos!